El pie diabético, una posible complicación de la diabetes

Fecha
Compartir

Nuestros pies nos permiten tener contacto con el suelo, estar de pie y caminar. Aunque son esenciales ¿estamos lo suficientemente atentos/as a su bienestar y agradecidos/as por sus funciones? 

Si se vive con diabetes se sugiere un cuidado preventivo y protección para evitar daños en la piel de los pies, además de una exploración periódica de signos y síntomas que indiquen una alteración en el estado de salud de la piel que los recubre (arterias, nervios). 

¿Puede la diabetes dañar la piel de los pies? Si es así, ¿en qué casos?

Según el grupo internacional de trabajo de pie diabético IWGDF1, en personas que viven con diabetes, en situación de hiperglucemia crónica, pueden aparecer determinadas complicaciones en los miembros inferiores: 

  • neuropatía (pérdida de sensibilidad al calor, frío, dolor o, al contrario, dolor específico especialmente en las piernas y sobre todo en los pies),
  • disminución de la perfusión arterial (arteritis periférica, isquemia),
  • cambios en la estática y articulaciones de los dedos y del pie (dedos en garra, caída del arco del pie, zonas de queratosis excesiva). 

Estas complicaciones debilitarán el pie, haciéndolo más vulnerable a traumatismos externos que podrían ulcerar la piel (cuerpo extraño, calzado inadecuado, corte de uñas). 

La diabetes afecta al sistema inmunológico (inmunosupresión), lo que puede promover el desarrollo de una infección (micótica y/o bacteriana). 

Las heridas del pie diabético se pueden clasificar en 3 grupos según la causa: 

> origen neuropático puro (nervios, el 35 %) 

> isquémicas puras (arterias, el 15 %) 

> neuroisquémicas mixtas (nervios y arterias, el 50 %)2,3,4,5 

Los estudios estiman que entre el 4 y el 10 % de todas las personas que viven con diabetes desarrollarán una herida en el pie. Esto es aún más cierto para las personas con acceso limitado a la atención.6

Heridas en el pie: ¿qué  necesitan? 

La existencia de una herida en el pie puede llevar a la hospitalización para iniciar cuidados específicos que en ocasiones pueden prolongarse. 

Los principios básicos del tratamiento son el alivio de la presión, el desbridamiento de la herida, la futura revascularización y el tratamiento de las infecciones7.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias del pie diabético?

Afortunadamente, la amputación sigue siendo un caso poco común. Se puede considerar, en particular, cuando el tratamiento de la herida es tardío y ocurre en una zona vascular generalmente alterada. 

¿Qué es el mal perforante plantar?

El mal perforante plantar es una ulceración de origen neuropático que se encuentra en la superficie plantar del pie, en zonas de presión excesiva, como consecuencia de cambios en la anatomía del pie. 

El callo (exceso de queratosis) se produce en las zonas de apoyo, en la planta del pie, que se ulcera y puede perforar profundamente los tejidos subyacentes: a esto se le llama mal perforante plantar.

La descarga (suelas, zapatos adaptados) es un componente esencial del tratamiento y el cuidado.

¿Cuáles son las características locales de un «pie diabético dañado»?

Cuando las heridas cicatrizan, la respuesta inmune moviliza los glóbulos blancos, que son los defensores del organismo. Las proteínas de la inflamación son sintetizadas, especialmente por el hígado. Los vasos sanguíneos juegan un papel importante porque aportan oxígeno a la herida, pero también diferentes tipos de glóbulos blancos, plaquetas, factores de crecimiento y citocinas que participarán en la limpieza de la herida y su cicatrización. 

La diabetes provoca un retraso en la cicatrización de las heridas al interrumpir uno o más de estos mecanismos o al dañar los vasos sanguíneos y los tejidos, especialmente en casos de inflamación excesiva8.

En el caso de la arteritis con estrechamiento o incluso obstrucción de la arteria, los mecanismos de defensa no se pueden poner en marcha, lo que provocará heridas especialmente graves.  

En caso de lesión del pie diabético, ¿es aconsejable acudir a un centro especializado?

Un centro especializado es una estructura que reúne a varios/as profesionales de la salud (médicos/as, enfermeros/as, pero también a menudo podólogos/as, técnicos/as en ortoprótesis, etc.), que recibe a las personas interesadas en un ambulatorio y/o mediante hospitalización. En este centro conocen a la perfección las lesiones del pie diabético y son capaces de tratarlas de forma eficaz. 

Las «ventajas» de un centro especializado: 

Al acudir a un centro especializado en lesiones del pie diabético, los y las pacientes pueden beneficiarse de: 

=> una evaluación completa (arterias, nervios, metabolismo), 

=> cuidados locales y vendajes adaptados, que también incluirán educación sobre higiene, 

=> el uso de técnicas específicas si es necesario (imaginería, cirugía vascular y ortopédica),

=> una posible terapia antibiótica guiada si la herida está infectada, 

=> una descarga, 

=> seguimiento de la cicatrización hasta que se cure la herida, 

=> consejos nutricionales, 

=> educación preventiva para evitar cualquier reincidencia.

Vivo con diabetes y tengo una herida en el pie: ¿puede mi nivel de HbA1c determinar la cicatrización?

La hipótesis de que un mejor control glucémico, medido en el nivel de HbA1c, se asociaría con una disminución del tiempo necesario para la curación, aún es tema de discusión9.

¿Se necesita un calzado adaptado?

Para la curación de una lesión se utilizarán técnicas de descarga de los pies: plantillas, calzado terapéutico para uso temporal, dispositivo transitorio de ayuda a la cicatrización del pie (DTACP), a la larga una escayola o una bota extraíble, o un calzado ortopédico hecho a medida. 

Para prevenir una deformidad del pie, el uso de calzado adecuado reduce la presión plantar en un 30 % en comparación con el calzado estándar, y así se reduce el riesgo de lesiones. 

Para prevenir una recurrencia del trastorno trófico se ofrecerá un tratamiento adecuado: cuidados de pedicuro-podología, calzado adecuado y educación terapéutica.

¿Se puede prevenir la situación y una herida en el pie?

La educación terapéutica es fundamental para enseñar a las personas con diabetes a detectar y especialmente a prevenir las lesiones del pie: cuidados e higiene, corte de uñas no traumático, calzado adaptado a las deformidades del pie. 

Por ejemplo, para la protección de los pies, los y las profesionales de la salud aconsejan evitar caminar descalzo/a o con calcetines, tanto en casa como en el exterior.

Además, es posible recurrir a los cuidados de pedicura podológica (puede requerir prescripción médica dependiendo de las modalidades locales), para sujetos que ya tienen pies de grado 2 (con neuropatía asociada a una deformidad del pie o a un deterioro arterial) o grado 3 (antecedentes de lesión crónica del pie).  

Se aconseja el control médico y la detección de complicaciones crónicas de la diabetes. El tratamiento de otros factores de riesgo cardiovascular (colesterol, hipertensión arterial, tabaquismo activo, sobrepeso, etc.) también debe estar asociado. 

En caso de lesión, es conveniente el tratamiento temprano por parte de un equipo multiprofesional capacitado, acostumbrado a la prevención y tratamiento de las heridas del pie diabético. 

BIBLIOGRAFÍA.

  1. https://iwgdfguidelines.org/guidelines/guidelines/
  2. Boulton AJ. The diabetic foot–an update. Foot Ankle Surg. 2008;14(3):120-4.
  3. Lobmann R, Schultz G, Lehnert H. Proteases and the diabetic foot syndrome: mechanisms and therapeutic implications. Diabetes Care. 2005 Feb;28(2):461-71.
  4. Armstrong DG, Lavery LA, Harkless LB. Validation of a diabetic wound classification system. The contribution of depth, infection, and ischemia to risk of amputation. Diabetes Care. 1998 May;21(5):855-9. 
  5. The Sage Group. Diabetic foot ulcers, peripheral arterial disease and critical limb ischemia. Http://thesagegroupus/pages/reports/dfu-statisticsphp. 2012.
  6. Lavery LA, Armstrong DG, Wunderlich RP, Tredwell J, Boulton AJ. Diabetic foot syndrome: evaluating the prevalence and incidence of foot pathology in Mexican Americans and non-Hispanic whites from a diabetes disease management cohort. Diabetes Care. 2003 May;26(5):1435-8.
  7. Dinh T,Tecilazich F,Kafanas. Mechanisms involved in the development and healing of diabetic foot ulceration.Diabetes. 2012 Nov;61(11):2937-47
  8. Shuofei , Zhichun , Ting. Neutrophil Extracellular Traps Are Markers of Wound Healing Impairment in Patients with Diabetic Foot Ulcers Treated in a Multidisciplinary Setting. Adv Wound Care .January 2020; 9(1): 16-27.
  9. Fesseha BK, Abularrage CJ, Hines KF.Association of Hemoglobin A 1c and Wound Healing in Diabetic Foot Ulcers. Diabetes Care. 2018 Jul;41(7):1478-1485.

Más información sobre este tema

Nuestras recomendaciones