Padezco diabetes, ¿de qué debo vacunarme?

Fecha
Compartir

Tanto si se padece diabetes como si no, la vacunación nos concierne a todos/as. Se trata de un método preventivo de la enfermedad en un grupo de población, para evitar así un elevado número de infecciones. La cobertura vacunal corresponde a la proporción de personas vacunadas en una población en un momento dado (objetivos establecidos: al menos un 95 % para todas las vacunas, un 75 % para la gripe). En las personas que padecen diabetes, las infecciones pueden provocar complicaciones. ¿Deben vacunarse con más motivo? ¿Qué interés puede tener la vacunación? ¿Qué modalidades hay de vacunas? 

¿Hay riesgo de infección si padezco diabetes?

Un estudio médico ha demostrado que las personas con diabetes presentan un mayor riesgo de infección grave que las que no la padecen. Esto es particularmente cierto en el caso de las infecciones óseas y articulares, las septicemias, las infecciones de la piel, del corazón (endocarditis) y las neumonías.2

Además, las personas con diabetes tienen más riesgo de ser hospitalizadas por una infección. Los factores que favorecen una hospitalización en caso de infección son: una edad avanzada, el sexo masculino, un antecedente reciente de hospitalización, obesidad, y una afección microvascular (una de las posibles complicaciones de la diabetes).3

También se ha constatado que la presencia de otras enfermedades, además de la diabetes: una enfermedad cardiovascular, una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), o un fallo renal crónico; aumenta el riesgo de infección, especialmente por neumonías.4

¿La diabetes debilita el sistema de defensa inmunitario? 

La diabetes entra en el marco de lo que se llama «inmunodeficiencia adquirida», es decir, una disminución del sistema de defensa inmunitario.5

¿Es estrictamente necesario que las personas con diabetes se vacunen contra la gripe?

Si padece una diabetes es muy aconsejable que se vacune contra la gripe. En efecto, el riesgo de contagiarse de la gripe estacional parece ser mayor. El riesgo de hospitalización es por tanto más elevado, sobre todo por las complicaciones de la gripe (neumonía, por ejemplo); y más aún si la diabetes no se encuentra suficientemente controlada.

La vacunación antigripal se efectúa con una única inyección, por vía intramuscular, al principio de cada temporada. Las personas vacunadas quedan protegidas 2 semanas después de la inyección. La vacuna contra la gripe pueden aplicarla los médicos/as, enfermeros/as, farmacéuticos/as o matronas. 

La única contraindicación es la alergia a algún componente de la vacuna.

¿Qué sucede con las infecciones respiratorias neumocócicas? ¿Debo ponerme la vacuna antineumocócica?

La sobreinfección por neumococo es frecuente después de una gripe. El virus gripal «prepara el terreno» para el neumococo.

El riesgo de ser hospitalizado/a y de padecer una infección grave es mayor en las personas con diabetes u otras enfermedades relacionadas.

La vacuna consta de dos etapas: una primera dosis de la vacuna y 8 semanas más tarde una segunda dosis. Los principales efectos no deseados son efectos secundarios locales en la zona de la inyección.

Por eso es recomendable la vacuna antineumocócica para las personas con diabetes.

¿Es posible que aparezca un herpes zóster?

El riesgo de herpes zóster aumenta durante el desarrollo de la diabetes La vacunación contra el herpes zóster permite disminuir su incidencia y los dolores asociados. Por ello es aconsejable para las personas mayores de 65 años con diabetes. Consiste en una única dosis por inyección subcutánea o intramuscular. 

¿Qué hay respecto al tétanos, la hepatitis B y sus vacunas?

En caso de heridas abiertas, hay riesgo de tétanos. 

Este puede ser, por ejemplo, el caso de las llagas abiertas relacionadas con la diabetes. 

Los principales efectos no deseados son efectos secundarios locales en la zona de la inyección.

La recomendación de vacunación de tétanos es la misma que para una persona que no padece diabetes.  

Lo mismo para la hepatitis B (VHB). Las recomendaciones de vacuna son las mismas que para la población general, tanto si se padece o no diabetes. 

Los niños y adolescentes con diabetes ¿deben ponerse más vacunas? 

Los niños y adolescentes con diabetes bien controlada no desarrollan más enfermedades o infecciones que los que no padecen diabetes.6

Sin embargo, es preferible vacunarlos contra la gripe estacional desde los 6 meses para evitar un desequilibrio en la diabetes en caso de infección. 

En cuanto a las demás vacunas, se trata simplemente de seguir el calendario de vacunaciones.

¿Son peligrosas las vacunas para la salud?

A veces existen impedimentos, miedo, incluso desconocimiento respecto a la vacunación. 

En la población general, la inyección puede provocar reacciones no deseadas, leves y de corta duración: dolores y rojeces en la zona de la inyección (10-40 % de los casos), un síndrome seudogripal (5-10 % de los casos)…7

A parte de las posibles reacciones alérgicas, los datos científicos disponibles hasta la fecha no han detectado riesgos para la salud por la vacunación. 

Lo que hay que recordar 

Las vacunas permiten protegerse individual y colectivamente, evitando la enfermedad y las epidemias.

Es recomendable para las personas con diabetes: 

  • vacunarse contra la gripe estacional, 
  • ponerse la vacuna antineumocócica para prevenir las infecciones respiratorias, 
  • ponerse la vacuna para prevenir el herpes zóster en las personas con diabetes mayores de 65 años. 

 

Fuentes

1. Referencial de la Sociedad francófona de la diabetes (SFD): vacunación en la persona diabética.

2. Carey IM, Critchley JA, DeWilde S, et al. Risk of infection in type 1 and type 2 diabetes compared with the general population: a matched cohort study. Diabetes Care 2018;41:513–21.

3. Hamilton EJ, Martin N, Makepeace A, et al. Incidence and predictors of hospitalization for bacterial infection in community-based patients with type 2 diabetes: the Fremantle diabetes study. PLoS One 2013;8:e60502.

4. Shea K, Edelsberg J, Weycker D, et al. Rates of pneumococcal disease in adults with chronic medical conditions. Open Forum Infect Dis 2014;1:ofu024. 

5. Weintrob AC, Sexton DJ. Susceptibilty to infections in persons with diabetes mellitus.UpToDate®; 2019, https://www.uptodate.com/contents/susceptibility-to-infectionsin-persons-with-diabetes-mellitus

6. Laffel LM, Limbert C, Phelan H, et al. ISPAD Clinical Practice Consensus Guidelines 2018: sick day management in children and adolescents with diabetes. Pediatr Diabetes 2018;19(Suppl. 27):193–204.

7. Vaccines against influenza WHO position paper – November 2012. Wkly Epidemiol Rec 2012;87:461–76. 

Más información sobre este tema

Nuestras recomendaciones