Tengo DT1 y me encanta el chocolate, ¿es grave, doctor?

Fecha
Compartir

Hola a todos(as) y bienvenidos(as) a mi crónica 🙂. Soy Stéphanie, tengo 42 años y soy enfermera. Vivo con diabetes tipo 1 desde hace 27 años, y también soy mamá de un niño que tiene DID desde 2017.

El chocolate tiene ese poder increíble de ayudarnos a superar épocas de estrés, de ofrecernos bienestar, de vivir buenos momentos…

… ¡Pero también de hacernos sentir culpables!

Cuando se vive con diabetes tipo 1, podemos dejarnos llevar por la felicidad suprema de comer chocolate. ¡Pero no todo es tan fácil! 

Regla n.º 1: Elegir nuestro placer chocolatero 

Hay muchas formas de deleitarse con chocolate: chocolate negro, con leche, amargo, postres, helados, pastas para untar… Los placeres son casi infinitos. 

La composición del chocolate es a base de pasta de cacao, manteca de cacao y azúcar.

Para las personas que tienen diabetes tipo 1, lo más preocupante es, por supuesto, el contenido en azúcar. Sin embargo, atención a los falsos amigos. 😂 El equilibrio alimentario y a veces el aumento de peso juegan un papel importante en la gestión de la diabetes. También debemos tener en cuenta las grasas que la manteca de cacao aporta.

A continuación, una pequeña nota para 100 g de chocolate:

Tipo de chocolate  Valores energéticos  Lípidos  Glúcidos
Chocolate negro 35% 500 Kcal 24 g 64 g
Chocolate negro 70% 550 Kcal 37 g 43 g
Chocolate con leche  550 Kcal 34 g  56 g
Chocolate blanco  580 Kcal 35 g 55 g
Chocolate con leche sin azúcar añadido  510 Kcal 37 g 52 g 
Chocolate negro sin azúcar añadido  450 Kcal 31 g 40 g
Nutella 533 Kcal 30,9 g 57,5 g 
Helado de chocolate 

(Una bola)

280 Kcal 14,5 g 37,2 g 

¡Ahora ya estás preparado(a) para ceder a tus deseos! 

Regla n.° 2: no culpabilizarse por comer chocolate 

No te frustres, un trozo de chocolate no es tan malo para el equilibrio de tu diabetes. Basta con contabilizarlo correctamente en tu dosis de insulina.

El chocolate no engorda y no es hiperglucemiante si se incluye correctamente en la alimentación y en el índice glucémico semanal.

Considerado erróneamente como un placer culpable, el chocolate se compone de otras cosas además de azúcar y grasa y algunos de sus beneficios ya están demostrados:

  • tiene estimulantes para el cerebro, su función de neurotransmisor tiene un efecto antidepresivo demostrado,
  • contiene fenilalanina, que tiene una estructura similar a la anfetamina que provoca un sentimiento de bienestar,
  • presenta trazas de cafeína que es un estimulante.

En resumen, el chocolate es bueno para la salud cuando no se consume en exceso.

¡Um, es tan agradable deleitarse con una onza de chocolate! 🍫

Regla n.° 3: haga lo que le parezca bien 

Algunos(as) optarán por la onza con un café después de una comida, o por el postre de chocolate.  Tenlo en cuenta en tu bolo para la comida.

Otros(as) preferirán el helado de chocolate por la tarde durante un paseo (con o sin cobertura), ¡ya los sabes o incluso ya lo has hecho! 

O bien los dos 🙈

Si quieres evitar el famoso bajón justo después de haber comido chocolate, prepáralo, cuéntalo y compénsalo. Porque de otra forma, la hiperglucemia se notará y terminará arruinando este buen momento. 

En resumen, no dejes que la diabetes te prive del placer del chocolate de vez en cuando. Si recuerdas adaptar tu dosis de insulina, ¡todo estará bien! 

Nuestras recomendaciones