Diabetes tipo 1: ¿Cómo afecta a la sexualidad de las mujeres?

Fecha
Compartir

Mujeres, ¿padecen diabetes tipo 1 y tienen la impresión de que influye en su vida sexual? No están solas. Aunque la diabetes puede causar trastornos en la flora íntima o en la libido, algunas han conseguido librarse de ellos o simplemente aceptarlos. Algunas mujeres han aceptado dar testimonio sobre la forma en la que la diabetes tipo 1 impacta en su sexualidad y en su vida íntima, y las soluciones que han encontrado. Que no cunda el pánico, ¡es posible tener una sexualidad plena siendo una mujer que padece diabetes tipo 1! 

Diabetes tipo 1: los trastornos íntimos más comunes

No es raro que una diabetes tipo 1 poco o incluso mal controlada tenga consecuencias de tipo íntimo en las mujeres: micosis recurrentes, sequedades vaginales, cistitis y otras perlas pueden ser el día a día de algunas ?

En estos casos, se sugiere recurrir a un/a profesional de la salud. Obtener un seguimiento médico es esencial. Un/a ginecólogo/a y/o un/a matrón/a puede dirigir el diagnóstico y contemplar con usted algunas soluciones. Incluso si se producen trastornos íntimos de manera frecuente en las mujeres que padecen diabetes tipo 1, esta no siempre es la única culpable, así que ¡seguiremos investigando! ?  

Diariamente, estos trastornos íntimos pueden provocar culpabilidad en algunas mujeres con DT1, e incluso tener un impacto negativo sobre su vida de pareja. Este sentimiento de culpabilidad puede conllevar un descenso de la libido y marcar el principio de un círculo vicioso. 

¿Qué hacer cuando nos encontramos en esta situación? La comunicación es, a menudo, la clave para solucionar situaciones complejas y/o embarazosas. Mujeres, poder hablar tranquilamente y con total libertad con su pareja sobre el impacto de su diabetes tipo 1 en su sexualidad y su intimidad es fundamental. Las mujeres que aceptaron dar testimonio de ello se sienten apoyadas y escuchadas por su pareja, no hay motivo para que no sea igual para usted.

Si esto se hace demasiado pesado y origina otros problemas, no se avergüence de pedir ayuda a un/a profesional de la salud. 

¿Harta de infecciones de orina y/o de micosis recurrentes a causa de una HbA1c demasiado elevada? Debido a que a veces podemos usar las cosas en nuestro propio beneficio, algunas mujeres la han utilizado como fuente de motivación para reequilibrar su DT1. ¿Y saben qué? ¡Ha funcionado! Nada mal, ¿no? ?

Glucemia, aparatos de gestión de la diabetes…A veces, ellos también se ponen manos a la obra! 

¿Qué mujer con DT1 no ha acortado un polvo porque la señora hipoglucemia se ha entrometido? Para muchas, ¡estos momentos se convierten en anécdotas que hacen reír a la pareja! Para reaccionar lo antes posible y evitar echar a perder el momento, algunas dejan siempre algo de azúcar o un zumo de frutas en la mesita de noche (¡habría que estar en el dormitorio! ?)

Por el contrario, a algunas les ocurre que una hiperglucemia inesperada les corta las ganas del momento o las hace sentirse irritables. Una pequeña dosis de insulina, unos minutos de pausa ¡y todo vuelve a empezar!

Y, ¿hablamos de esos aparatos de gestión de la diabetes? Ya sea con el sensor de glucemia o con la bomba de insulina, son muchas las que han tenido pequeños accidentes… Si estos aparatos le molestan o le hacen la vida difícil en los momentos más íntimos, háblelo tranquilamente con su pareja y todo irá bien. 

Estoy casada con un hombre con DT1. El impacto de la diabetes en la sexualidad, ¿qué significa esto para mí? 

Una sexualidad con problemas no impacta solamente a la persona que padece DT1, sino también a su pareja. Una de las mujeres a la que hemos entrevistado es esposa de un hombre con DT1. Ella nos explica que también ha tenido que aprender a adaptarse a los problemas íntimos que pueden ocurrir. Comprender que su pareja se detiene durante el acto debido a una hipoglucemia, tener paciencia y/o adaptarse cuando ocurren algunas disfunciones eréctiles es también un asunto de mujeres.

A fuerza de paciencia y comprensión, ¡estas situaciones pueden llegar a ser incluso divertidas!

Así que, ser una mujer con diabetes tipo 1 y tener una sexualidad plena, ¡es posible! ¿El secreto? Una comunicación fluida con su pareja, y en caso necesario, un consejo médico y/o paramédico. Así que, ¡puede coquetear con total calma!

Gracias a Delphine, Illana, Séverine, Jessica, Christine, Audrey, Anaïs, Véronique, Cheryl, Ella y Mirela por sus testimonios.

Más información sobre este tema

Nuestras recomendaciones