Testimonios: ¡La parte positiva que la diabetes aporta a la vida!

Fecha
Compartir

La diabetes es una enfermedad autoinmunitaria. Es verdad que impone algunas limitaciones a las personas que la padecen, ¡pero solo en parte! Vivir con una enfermedad crónica a veces aporta aspectos positivos. ¿Se le ocurre alguna idea? Muchas personas con DT1 y DT2 han respondido a esta pregunta y han elaborado una lista de los aspectos positivos que la diabetes ha aportado a sus vidas. 

Una mejor higiene de vida

Una mayoría de ellos ha aprendido a mejorar su higiene vital gracias a la diabetes:  cocina, alimentación sana y actividad física son los primeros criterios citados. Adiós a las cantidades irracionales de bebidas azucaradas, a la comida preparada y ultraprocesada: algunos/as han perdido peso tras descubrir su DT2 porque han aprendido a comer de manera más sana. Otros han aprovechado para dejar de fumar o para reducir/eliminar su consumo de alcohol. 

Para otros incluso, la diabetes les ha impuesto un seguimiento médico más regular, lo que implica  un mayor cuidado de sí mismos/as desde el punto de vista de la salud. 

Gracias a la diabetes, algunas personas descubrieron su vocación y se orientaron hacia una carrera médica o paramédica. Esto les permitió dominar la «jerga», lo que no siempre es fácil. 

Las personas que padecen una diabetes tipo 1 dicen haber aprendido a escuchar su cuerpo, a ser conscientes de sus necesidades y a procurar no sobrepasar sus límites. «El cuerpo es como una empresa: hay que saber gestionarlo y cuidarlo para que llegue lejos en buenas condiciones. » : ¡Palabra de médico!

Algunos padres con DT1 aprovechan incluso para prevenirla en sus hijos. 

Fuerza de voluntad…

La aparición de una diabetes y todo lo que esta implica permite a algunas personas forjarse un carácter y un espíritu «guerrero». Gracias a su DT1, algunos/as desarrollan a fondo su autonomía, madurez, rigor, organización, independencia, optimismo… 😉

… ¡pero con una personalidad más tolerante! 

La indulgencia: una de las primeras cualidades que trae consigo la diabetes. Porque esto no solo le pasa a los demás, aprender a vivir con diabetes hace ser consciente de que las enfermedades crónicas no son siempre fáciles de controlar y que hay que ser comprensivo/a con los otros. 

La DT1 es difícil, ¡pero hay cosas peores! Se relativiza y se aprende a vivir con ella. La diabetes enseña a relativizar los pequeños problemas del día a día para aprovechar al máximo cada momento. 

Tiempo para sí mismo

Para algunos de vosotros, descubrir la diabetes tipo 1 o tipo 2 ha supuesto una auténtica revelación: dedicarse más tiempo, a sí mismo y a la familia, reducir los ritmos desenfrenados de trabajo o pensar primero en sí mismo antes de pensar en los demás. Todo ello para sentirse mejor, ¿qué más se puede pedir? 

Vivir con una enfermedad crónica también supone aprender a ver el vaso medio lleno para disfrutar mejor de la vida. Algunas personas han aprendido, gracias a la diabetes, a no dejarse influenciar por las ideas negativas.

Un cambio de vida

Para algunas personas, la diabetes, más que una revelación, constituyó la ocasión para un verdadero cambio de vida: darse cuenta de que su matrimonio no va bien desde hace un tiempo, una selección significativa en su círculo de amigos/as o una reconversión profesional; todo ello para llevar una vida mucho más sana. En resumen, ¿quién ha dicho que la diabetes solo traía problemas? 

¡Algunas personas con diabetes hablan incluso de que ha sido la ocasión perfecta para reaprender a vivir!

Bonitos encuentros

Tanto a través de las diferentes asociaciones que existen o simplemente  a través de las redes sociales, la diabetes ha permitido reunir a personas llenas de bondad e indulgencia para con los demás.

Además de los encuentros entre ellas o con los/as embajadores/as de la diabetes, algunas personas conocen a magníficos/as profesionales de la salud (endocrinólogos/as, dietistas, educadores/as de la salud…). 

¡Proporciona excelentes excusas!

Acortar una reunión pretextando una hipoglucemia, evitar la sesión deportiva del instituto por este mismo motivo o hacer creer que no se estaba en un estado normal durante la última discusión debido a las subidas y bajadas de  glucosa: ¿Quién no ha aprovechado la diabetes para librarse de una tarea o esquivar una situación? Confiéselo: Al menos lo ha hecho alguna vez, ¿no? 😉 

Habéis sido muchos/as los/las que habéis respondido a la pregunta: «¿Qué parte positiva le ha aportado la diabetes?». ¡Muchas GRACIAS a todos! Gracias por su positividad y por el apoyo mutuo que se dan entre ustedes.

Gracias a Delphine, Audrey, Khalid, Mélanie, Nathalie, Séverine, Myriam, Anaïs, Jonathan, Sarah, Ciella, Isa, Sandrine, Rémy, Despierra, Véronique, Gilles, Laetitia, Stéphanie, Charlie, Sandrine, Valérie, Sara, Lilly, Aurélie, Domitille, Roger, Tale, Jessica, Valérie, Pierrot, Mirela, Séverine, Antoine, Monique, Sadjia, Laure, Gladys, Inès, Laura, Ben, Jacqueline, Gaël, Sandrine, Natascha, Anti, Sam, Sylvie, Adrienne, Stéphanie, Jenna, Christelle, Corinne, Véronique, Toni, Lilli, Fred, Nathalie, Aurélia, Aurélie, Anthony, Josée, Sokhna, Marie.

Más información sobre este tema

Nuestras recomendaciones