«¡Oye! ¿Qué es la diabetes?» o la diabetes explicada a los niños

Fecha
Compartir

«¿Por qué te pones una inyección?»

«¿Qué es lo que tienes en tu brazo?»

«¿Por qué te sangra la punta del dedo?»

¡Que levanten la mano las personas con diabetes que no hayan escuchado nunca estas preguntas! Ahí, donde los adultos solo observan con curiosidad, los niños preguntan de forma espontánea y abierta el cómo y el por qué. El reto es saber responderles con un lenguaje adaptado.

Para explicar la diabetes tipo 1 a los niños sin DT1, es necesario tomarse un momento para ilustrar el funcionamiento de esta enfermedad crónica y lo que hace una persona que la padece diariamente.

Dejad de lado las palabras demasiado científicas, a continuación encontraréis algunos trucos para que los niños os entiendan y respondáis a sus preguntas de forma pedagógica.

Oye, ¿qué es la diabetes tipo 1?

La diabetes, es cuando una parte del estómago (que se llama páncreas) no funciona correctamente. Cuando comemos, tenemos más azúcar en la sangre. Para que no haya demasiado, el páncreas envía insulina para capturar el azúcar que sobra en la sangre. Las personas con diabetes tienen un páncreas un poco «cansado» que no envía insulina por sí mismo. Por eso, hay que encontrar otra forma de añadirla.

«Oye, ¿conoces la historia del camión de insulina que transporta el azúcar?»

¿Qué es la insulina?

La insulina funciona como un camión que transporta el azúcar en el cuerpo. El camión sale del garaje, el páncreas, con una reserva de azúcar en su volquete. Circula por la sangre y distribuye el azúcar a los diferentes órganos (cerebro, músculos, etc.) para darles energía y permitirles funcionar. Eso ocurre cuando todo funciona de manera normal.

¿Es que a veces no funciona?

Desafortunadamente no, en las personas con diabetes eso no funciona siempre de manera normal.

Si el camión de insulina circula a pesar de que no tiene suficiente azúcar que llevar, los músculos se sentirán débiles. A eso se le llama hipoglucemia. En este caso, hay que comer azúcar.

Por el contrario, si hay demasiado azúcar para transportar, el camión se desborda y los músculos no conseguirán absorber todo lo que le damos. Eso es la hiperglucemia. Entonces, la persona con diabetes deberá añadir más insulina a su cuerpo para capturar el exceso de azúcar.

¿Por qué te sangra el dedo?

Antes de llamar al camión (la insulina) para que lleve azúcar, hay que saber qué cantidad debe transportar. Para eso, nos pinchamos la puta del dedo y gracias a lo que llamamos una tira y un lector de glucemia, sabemos inmediatamente la cantidad de azúcar que hay que cargar en el camión.

¿Qué es lo que tienes en tu brazo? ¿Y en tu barriga?

A veces, las personas con diabetes tipo 1 llevan pequeños aparatos en la piel (en el brazo, en el vientre, etc.). Esto puede ser:

  • un sensor de glucemia que mide, continuamente, la cantidad de azúcar que hay en la sangre. Es así como las personas con diabetes saben si deben llamar al camión para llevar la insulina.
  • una bomba de insulina que lleva la cantidad necesaria para que el camión pueda transportar y distribuir correctamente el azúcar.

¿Por qué te pinchas antes de comer?

A menudo, hay azúcar en lo que comemos. Gracias a la inyección, aportamos insulina al cuerpo para transportar el azúcar. Es como si hiciéramos salir al camión del garaje para que pueda hacer su trabajo.

Y yo, ¿puedo contraer diabetes tipo 1?

La diabetes no es contagiosa. No vas a tener diabetes porque estés al lado de una persona que la padece. Hay que saber que principalmente existen dos tipos de diabetes:

  • el primero se llama diabetes tipo 1. Es cuando el páncreas, que se encuentra en el vientre, ya no funciona. Y eso ocurre de golpe.
  • el segundo, la diabetes tipo 2, es cuando el páncreas se cansa lentamente. Sin embargo, podemos hacer que no se canse demasiado rápido comiendo de manera equilibrada y haciendo deporte.

Escoger palabras simples es una de las mejores formas de explicar la diabetes a los niños que no padecen DT1. Si os ocurren otras preguntas, hay que seguir en esta lógica de pedagogía y aprendizaje. Todos/as saldrán fortalecidos de esta conversación.

¡A vosotros os toca actuar!